Uruguay creció 2,5% en el segundo semestre

A pesar de las dificultades de Argentina y del impacto de la sequía en las exportaciones, Uruguay registró un crecimiento de 2,5 puntos del producto en el segundo trimestre del año, es decir, 0,2 % más que en los tres meses anteriores.

Entre abril y junio, el PIB uruguayo creció 0,2% en términos desestacionalizados sobre el trimestre inmediato anterior, según el Informe trimestral de Cuentas Nacionales que divulga el Banco Central. Los sectores “Transporte, almacenamiento y comunicaciones” e “Industrias manufactureras” fueron los que más contribuyeron a la expansión de la actividad, en particular por la reapertura de la refinería de ANCAP que el año pasado permaneció sin actividad por mantenimiento.

La nota negativa la dieron las exportaciones, que en volumen cayeron 6,7% con relación a igual trimestre de 2017, producto de menores ventas de soja al exterior por la fuerte sequía que vivió el país en esta zafra. Las importaciones en tanto crecieron 5,6% en el período.

El guarismo supera las expectativas del gobierno y los operadores privados que preveían un 2,2% de crecimiento para este período.

“Aunque es modesto, esto demuestra que el país no dejó de crecer ni está en recesión, porque los fundamentos económicos son muy sanos”, dijo el ministro de Economía Danilo Astori, quién aseguró que “si en las circunstancias más difíciles que hemos tenido no ha habido recesión o estancamiento, siempre se creció, aun en términos modestos, corresponde señalar que no habrá recesión en los tiempos que vendrán”.